REPITE SIEMPRE: JESÚS, MARÍA, OS AMO, SALVAD LAS ALMAS.

Las Horas de la Pasión – Luisa Piccarreta – Libro

Preparación Antes de la Meditación

 

 

Oh Señor mío Jesucristo, postrada ante tu divina presencia, suplico a tu amorosísimo corazón que quieras admitirme a la dolorosa meditación de las veinticuatro horas en las que por nuestro amor quisiste padecer, tanto en tu cuerpo adorable como en tu alma santísima, hasta la muerte de cruz. Ah, dame tu ayuda, gracia, amor, profunda compasión y entendimiento de tus padecimientos mientras medito ahora la hora… Y por las que no puedo meditar te ofrezco la voluntad que tengo de meditarlas, y quiero en mi intención meditarlas durante todas las horas en que estoy obligada a dedicarme a mis deberes, o a dormir. Acepta, oh misericordioso Señor, mi amorosa intención y haz que sea de provecho para mí y para muchos, como si en efecto hiciera santamente todo lo que deseo practicar.

 

Ofrecimiento Después de Cada Hora

 

Amable Jesús mío, Tú me has llamado en esta hora de tu Pasión para hacerte compañía, y yo he venido. Me parecía oírte angustiado y doliente que oras, reparas y sufres, y con las palabras más conmovedoras y elocuentes suplicas la salvación de las almas. He tratado de seguirte en todo; ahora, debiéndote dejar por mis acostumbradas ocupaciones, siento el deber de decirte “gracias” y un “te bendigo”. Sí, oh Jesús, gracias te repito mil y mil veces y te bendigo por todo lo que has hecho y padecido por mí y por todos; gracias y te bendigo por cada gota de sangre que has derramado, por cada respiro, por cada latido, por cada paso, palabra, mirada, amargura, ofensa que has soportado. En todo, oh mi Jesús, quiero ponerte un “gracias” y un “te bendigo.” Ah mi Jesús, haz que todo mi ser te envíe un flujo continuo de agradecimientos y bendiciones, de manera que atraiga sobre mí y sobre todos el flujo de tus gracias y bendiciones. Ah Jesús, estréchame a tu corazón y con tus santísimas manos márcame todas las partículas de mi ser con tu “te bendigo”, para hacer que no pueda salir de mí otra cosa que un himno continuo de agradecimiento hacia Ti. Nuestros latidos se tocarán continuamente, de manera que me darás vida, amor, y una estrecha e inseparable unión contigo. Ah, te ruego mi dulce Jesús, que si ves que alguna vez estoy por dejarte, tu latido se acelere más fuerte en el mío, tus manos me estrechen más fuerte a tu corazón, tus ojos me miren y me lancen saetas de fuego, a fin de que sintiéndote, rápidamente me deje atraer a la unión contigo. Ah mi Jesús, mantente en guardia para que no me aleje de Ti, y te suplico que estés siempre junto a mí y que me des tus santísimas manos para hacer junto conmigo lo que me conviene hacer. Mi Jesús, ah, dame el beso del Divino Amor, abrázame y bendíceme; yo te beso en tu dulcísimo corazón y me quedo en Ti.

POSTS DEL BLOG: "AMARAJESUS"

AMARAJESUS

LÉELO Y COMPARTE: (mar, 06 dic 2016)

>> Leer más

MENSAJES LA VERDADERA DEVOCION AL CORAZON DE JESUS TOMO 1. (mar, 06 dic 2016)
29-01-2002    Jesús: Os dicen: “Creéis que con vosotros está la verdad, os creéis los dueños y los perfectos en todo”, y Yo os digo: ¿cómo no lo van a creer si es cierto? ¿Pueden estar tristes si el Esposo está con ellos?417 ¿Puede equipararse un matrimonio según Cristo a otro que no lo es?418 ¿Puede una persona ser feliz en su vida si no ha conocido a Cristo? Miren ustedes que no. Eso no puede darse. Otra cosa será sucedáneos de alegría, convencimiento propio de que se vive en plenitud. Pero todos los días se tienen muestras palpables de que así no es porque no tienes a Cristo, porque el Esposo no está contigo. ¿A qué mentir? No te engañes ni engañéis: si contigo no está Cristo, tú no puedes encontrar la plenitud de vida, por mucho que te afanes en encontrarla y en cultivarte a ti mismo, las virtudes del yo. El yo, por él mismo no es nada, es vacuidad, vanidad de vanidades, todo es vanidad.419 Vosotros decid con seguridad: No. Rotundamente no se puede ser feliz sin haber encontrado a Cristo, y quien diga otra cosa, miente. Lo que Cristo ofrece en su Vida de plenitud no se puede comparar a nada de lo que ofrecen otros dones de la tierra. Tu marido, tu mismo marido o mujer, nunca, nunca te podrá dar lo que te ha dado Cristo. Nunca podrá rescatarte ni morir por ti. No podrá redimirte. No se hace trizas en tu boca para que tú lo comas y vivas de él. No va a morir en una Cruz por ti. Cristo sí, Cristo sí lo ha hecho y lo hará, y lo haría cientos de veces por ti si hiciera falta, si con una no te fuera suficiente; lo que pasa que su Muerte tiene valor infinito, pero El estaría dispuesto a ir todos los días al suplicio, y suplicio renovado por ti, si con eso consigue tu amor.  ¿A qué compararás el Amor de Cristo? Hermana,420 amiga, mira que no puedes compararlo a nada, porque nada hay en la tierra que se preste a similitud. Nada. A nada. ¡Qué plenitud de vida y felicidad vivir en Cristo y dejarse cambiar por El! Qué dicha sin término, qué placeres sin fin. ¿A qué lo compararás? Un hombre, hermana, amiga, un hombre solo no te puede dar la dicha y felicidad que te aporta Cristo. No puede, es limitado. Pero, ¿cuántos son los que viven en Cristo? En verdad, en espíritu y en verdad, ¿cuántos? Contados los tengo con los dedos de la Mano. ¿Y no quieres tú pasar a engrosar esas filas para que ya no quepan los que me aman en mi Mano y puedan pasar a mi Corazón? ¿No lo quieres tú? ¿No te parece suficientemente grande y hermoso mi Camino? Perdona que te diga, hijo, si es así, entonces es porque no lo conoces. ¡Ven!, ven a conocerme, ¡ven!, penetra en mi Amor, da paso a mi interior ¡ven! Búscame aquí, en la Biblia, ¡ven!, búscame en mi Casa, búscame en mi Templo, ven a mi Casa, la Iglesia, reconcíliate con Ella, la Esposa sin mancha, y participa a pleno de la vida de la Gracia: ¡Vive en Mí! Entonces, y con razón podrás decir: No conocía yo este Camino, esto es la dicha, la plenitud, a esto quiero llamar a otros, esto es lo que quiero dar a conocer para que ya no sólo yo, sino todos los hombres puedan llegar a ser felices. ¡Esto es!, ¡aquí está la dicha!, ¡aquí el Amor!, el Verdadero Amor. Aquí me quedo. Aquí establezco mi morada. Con El quiero vivir, con Cristo quiero vivir y también morir. 417 Cfr. Mt 9,14s.   418 En el Programa de Radio llamó una señora diciendo que ella, católica, había sido muy feliz con su marido que era agnóstico.  419 Cfr. Qo 1,2.   420 Todo el rato está hablando al alma. 
>> Leer más

MENSAJES EL TRIUNFO DE LA INMACULADA TOMO 2. (mar, 06 dic 2016)
17-11-09    Jesús: Yo les doy a mi Profeta, y ellos le arrojan sus inmundicias, y ellos le tiran piedras. (Antes de la oración, he leído un episodio del Evangelio, en el que los fariseos quieren arrojar piedras a Jesús) Todos estos te devuelven odio por bien. ¿Qué hice Yo?210 Estuve duro y firme con ellos. Y luego me fui. Lloré su odio en el hombro de Santiago de Alfeo, mi confidente y hermano verdadero.211 Con ellos no pude hacer nada. Mira ahora los nuevos fariseos, que creen actuar contra ti bajo apariencia de bien. ¿Tú qué tienes que hacer con ellos? Nada. Y si te quieren arrojar sus inmundicias: ponerte firme. Y nada. Defiende a los tuyos contra sus ataques. Y nada. Nada más. Perdóname, Jesús. A veces, al ver su odio hacia mí, pienso que soy digna de odio. Y de burla. Ven aquí, Preciosa. Todo hombre es digno de amor, porque es un reflejo del Dios Creador, de Dios Amor. Y los hombres que, como tú, sólo dan amor, son más dignos de amor todavía. Te amaré eternamente por todo esto, mucho más de lo que tú puedas imaginar.  En el Cielo descubrirás de las dulzuras que te aportarán las hieles que te ha dado esta tierra. Si tú respondieras a todos con odio, ellos pensarían: “¡Ajá, es de los míos!” Y te dejarían en paz. Gustosos de haber conseguido llevarte a su camino. Pero ah... como les respondes con amor, ah... eso no pueden aguantarlo. Y no quieren parar hasta conseguir odio. El mismo que ellos sienten por ti. Pero mira que no saben que de mi Profeta no se puede sacar lo que no tiene. No pueden obtener odio donde sólo hay amor. Y estos mismos aldabonazos que dan en tu corazón sus odios, Yo los utilizo para su bien y su salvación, al mismo tiempo que para tu santificación. Es por seguir mi Camino. No temas. Te odia todo el Averno entero, y junto a ti crea las insidias en quien encuentra el corazón preparado por el pecado mortal. Procura tratar sólo con los santos. (Se refiere a amistad íntima) Paciencia, Marga, Paciencia. Una dura lucha se te avecina. Un duro tiempo. Paciencia. Permanece muy arraigada en Mí, muy arraigada en Mí. Amén.  ¡Oh... se va! ¡Oh, Jesús, te vas! No todo estará en hablarme todo el día. No nos podemos pasar todo el día hablando. Hay mucho por hacer. Vete al trabajo. Di: Te adoramos, Cristo.. Y te bendecimos, que por tu Santa Cruz Redimiste al mundo. Amén. Te bendigo, en el Nombre..., etc 210 En ese episodio.  211 Se entiende que le quiere como hermano, porque era pariente de Jesús, no hermano carnal, naturalmente.  . 
>> Leer más

MENSAJES EL REINADO EUCARISTICO TOMO 3. (mar, 06 dic 2016)
07-12-2014    (Cantábamos en la Capilla una canción a la Virgen)  Virgen: A veces en vuestros cantos ponéis sólo vuestros afectos. ¿Cuándo veré (llegará) el día en que pongáis también vuestro corazón? No hay que estar en esto sólo por la emotividad, sino poner tu voluntad, la voluntad recia para estar a las duras y a las maduras. Por eso, cuando la cosa se pone un poco más complicada, abandonan. Es igual que cuando me cantáis: podéis poner toda vuestra alma en ello, en lo que decís, o poner sólo vuestros afectillos, muchas veces desordenados, muchas veces complacidos en auto-oíros, no en oírme, no en entonar un canto lo más grato a los ojos de Dios, porque salga también de vuestro corazón. ¿Le doy excesiva importancia a esto, niña, y no la tiene tanto?  (Estaba pensando eso) No, le doy la importancia que tiene, que es mucha. Pensad que, en cantar, estaréis ocupados toda la eternidad, en alabar a Dios con vuestro corazón, salmodiándole. ¿Qué aburrido, piensas? Pues hombre… cantar me gusta, pero no tanto como para pasarme la eternidad entera así. Será un canto que salga de lo profundo de vuestro corazón. Y ahora no podéis entenderlo.  Yo canto eternamente, pero también me ocupo de todos vosotros. Ah, eso me gusta más. Yo también, cuando me muera, me quiero ocupar de la gente. Para eso has de amarles todavía aún más, mucho más.  ¡Vale! Mamá, ¡enséñame! Ven conmigo, Maruxa, Maruxiña, a la Escuela del Sufrimiento para aprender amor. No quiero, Marga amada, que estés en tensión. Permaneces mucho en tensión. No es así como conseguirás mi Reino. No es ésa la manera en que quiero que trabajes.  La manera es en la Paz. Mi manera es la Paz. En el Nombre del Padre, etc. 
>> Leer más

DE INTERÉS PARA EL CRISTIANO (mar, 06 dic 2016)

>> Leer más

NOVENA A LA INMACULADA CONCEPCIÓN (mar, 06 dic 2016)

Noveno Dia de la Novena a la Inmaculada Concepción (07)
>> Leer más

Liturgia diaria del Miércoles 07 (mar, 06 dic 2016)

>> Leer más

Oremos hoy: (mar, 06 dic 2016)

>> Leer más

SALVEMOS ALMAS TODOS LOS DÍAS (mar, 06 dic 2016)

>> Leer más

NO NOS OLVIDEMOS DE LAS ALMAS DEL PURGATORIO (mar, 06 dic 2016)

>> Leer más

DEBEMOS REZAR TODOS LOS DIAS LAS SIGUIENTES ORACIONES Y AYUNAR MIÉRCOLES Y VIERNES (LOS QUE NO ESTÉN ENFERMOS). Oremos en primer lugar por “aquellos que no han conocido aún el Amor de Dios” (mar, 06 dic 2016)
DAR GRACIAS A DIOS NUESTRO SEÑOR Gracias por ser mi guía, por el aire que respiro porque puedo ver el día, por estar vivo/a y sentirte dentro mío. Por saber que no estoy solo/a, por querer a mis hermanos, por mi familia, mi hogar, por la Luz que has derramado. Gracias por las alegrías, por darme a tu Madre, como Madre, por la Cruz de cada día, porque con ella quiere salvarme. Amén. ORACIONES QUE SALVAN MUCHAS ALMAS DE ESTE MUNDO Y SACAN DEL PURGATORIO.    1.-PRIMERA ORACIÓN MENSAJE DE AMOR QUE LE COMUNICO EL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS La fórmula de este Acto es: "Jesús, María, Os Amo, Salvad las Almas"  Esta oración comprende todo: Las almas del Purgatorio, las de la Iglesia militante, las almas inocentes, los pecadores, los moribundos, lospaganos, todas las almas. Con ella podemos pedir la conversión de los pecadores, la unión de las Iglesias, por la santificación de los sacerdotes, por las vocaciones del estado sacerdotal y religioso. En un acto subido de amor a Dios y a la Santísima Virgen María y puede decidir la salvación de un moribundo, reparar por mil blasfemias, como ha dicho Jesús a Sor Consolata, etc., etc. "¿Quieres hacer penitencia? ¡Ámame!", dijo Nuestro Señor a Sor Consolata. A propósito, recordemos las palabras de Jesucristo al Fariseo Simón sobre Magdalena penitente: "Le son perdonados muchos pecados, porque ha amado mucho".  2.-SEGUNDA ORACION Oración que salva miles de almas En el nombre del Padre...,Señor mío Jesucristo... ¡Oh Jesús! yo os pido humildemente me concedáis la gracia de salvar un alma por cada latido de mi corazón, unido a los latidos del vuestro y a los del Corazón Inmaculado de vuestra Santísima Madre. Os lo suplico por vuestra Preciosa Sangre y vuestra Divina Misericordia, salva las almas, sálvalas Señor. Padre nuestro, Ave María y Gloria. Extraordinaria promesa de Cristo “Si me piden salvar un alma por cada latido de su corazón, se lo concederé a quien me lo pida” (Mensaje del Señor a los Siervos del Divino Amor, año 1976). Nota explicativa: Esta Oración es válida sólo durante 24 horas ( por esto hay que rezarla todos los días), y se refiere a la salvación de almas que aún viven. No es aplicable, por tanto a las almas del Purgatorio. (Con licencia eclesiástica)  3.- TERCERA ORACIÓN 4.- CUARTA ORACIÓN ROSARIO POR LAS BENDITAS ALMAS DEL PURGATORIO Oremos todos los días por las Almas del purgatorio. PRESIGNARSE: "En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén". SEÑOR MÍO JESUCRISTO: "Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser Vos quien sois, Bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón de haberos ofendido; también me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno. Ayudado de Vuestra divina gracia, propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuera impuesta. Amén". Se rezan cinco misterios: EN SUSTITUCION DEL PADRENUESTRO: "Padre eterno, yo te ofrezco la preciosísima Sangre de tu Divino Hijo Jesús, en unión con las misas celebradas hoy día a través del mundo por todas las benditas ánimas del purgatorio.  Por los pecados y pecadores del mundo entero. Por los pecadores de la Iglesia universal, por los de mi propia hogar y dentro de mi familia, por la salvación de los niños que han muerto sin bautizar. Amén." EN SUSTITUCION DEL AVEMARIA:  "Jesús, María, os amo, salvad las almas". TRES VECES AL TERMINAR LOS 5 MISTERIOS:  SANTO DIOS, SANTO FUERTE, SANTO INMORTAL TEN PIEDAD DE NOSOTROS Y DEL MUNDO ENTERO. AL FINALIZAR LA SALVE: Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra; Dios te salve. A Ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a Ti suspiramos, gimiendo y llorando, en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos; y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce siempre Virgen María! Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. AMÉN  http://lasbenditasalmasdelpurgatorio.blogspot.com.es/
>> Leer más

LÉELO Y COMPARTE: (lun, 05 dic 2016)

>> Leer más

MENSAJES LA VERDADERA DEVOCION AL CORAZON DE JESUS TOMO 1. (lun, 05 dic 2016)
25-01-2002    Virgen: Sigue, porque no sólo queremos levantarte a ti, sino que tú seas primicia de todo lo que vamos a hacer con el Pueblo. Mira cómo corremos a la menor respuesta, al menor hasta incluso ademán de respuesta. Mi Gracia y mi Corazón corren como una flecha a la débil llamada de mi hijo, de un hijo. Sí, y lo tomamos y lo limpiamos, pues había caído en el barro y se encuentra manchado. Quiso ir él mismo por su propio pie a meterse en la charca, enfangarse en el lodo  hasta tan alto, que luego no podía salir también por su propio pie y, asustado de la negrura de su sufrimiento y de la estrechez del pecado que le ahogaba y le ahogaba todavía más sin poder respirar, pudo aún dar un grito de auxilio y su Madre, que se encontraba en la montaña, lo oyó y respiró como una flecha hacia él, levantándolo del barro y salvándolo del lodo donde había caído y no se podía levantar.  Sólo estaba esperando ese volver la cabeza, ese girarse y arrepentirse de su camino que un día emprendió, un llorar sus faltas y su situación angustiosa, de angustia supina por ese olvido de Dios al que redujo su vida y que le llevó a revolcarse en el fango hasta arriba y mira que ya le estaba llegando al cuello. ¡Menos mal que en su angustia, el afligido invoca al Señor, y El le libra de sus angustias!415 ¡Bendita angustia si te hizo revivir, si te hizo reencontrarte con tu Señor! ¡Bendito sea el fango y la estrechez del pecado, si eso te hizo volver a Dios! ¡Bendito el pasarlo mal y el dolor, el pecado y la acción contra Dios! ¡¡Sí!!, ¡¡lo digo!! Bendito sea si eso te hizo volver a Dios!! Y lo digo con lágrimas en los Ojos y el Corazón dolorido, porque tu pecado hirió el mismo Corazón de Dios, pero tú, hijo mío, ya te encuentras arrepentido y, libre ya de tus culpas, caminas por el Camino recto, el Camino estrecho, ¡y eso es lo que cuenta!416 415 Cfr. Sal 34,7.   416 Termina el párrafo poniéndole todavía más pasión en esta última frase.     26-01-2002    Jesús: Existe una mezcla en vosotros del bien y el mal. Tenéis que ir desterrando el mal poco a poco, con vuestros esfuerzos, para conseguir el Reino de Dios en vuestros corazones y posteriormente en el mundo, construido por corazones convertidos. Mira que si no hay una conversión interior, no hay nada que hacer. Y para esta conversión existe la Gracia, sí, pero la Gracia sin vuestros esfuerzos no tiene nada que hacer.  ¡Cómo contemplo y me maravillo de hasta dónde llega la confusión en vosotros en este punto tan crucial! Oigo predicar y predicar: “Todo es Gracia”, “Todo lo da Dios”. Y mira que Dios no puede dar la conversión del corazón. Eso es una cosa que tiene que realizar la propia persona con su personal esfuerzo, su valor para rechazarlo todo y limpiarse con un gran trabajo propio y entregarse.  Valor. ¿Cómo crees que se realizan las conversiones de mente y de corazón? Con mucho valor, hija, con mucho valor, además de amor, amor a la Persona que les ha engendrado y fe en sus Normas. Digamos que la fuerza o la Gracia vienen después, cuando ella ya se ha puesto en camino. A veces el ver el camino, ver con claridad el camino se debe a la Gracia de Dios, a su obra en ella, pero si esa persona no se pone en marcha, jamás podrá fructificar la Gracia sobre ella derramada.  ¿Entiendes? ¡Oh, házselo entender a los míos, los que predican falsedades! Cansado estoy y harto de oírlas repetir a la saciedad desde púlpitos e iglesias. ¡Falsos pastores que confundís a las ovejas y les decís: “Por ahí, por ahí es el camino”, conduciéndolas hacia precipicios desde donde se precipitan al vacío, cayéndose para siempre. Eso es a lo que conduce la falsa predicación de la Gracia de Dios: la ruina de las ovejas. Ahora, pastores: pensad qué ha sido la Gracia de Dios en vuestra vida, y hablad por experiencia. ¿Todo se os ha regalado?: falso. Dios requirió de vuestro esfuerzo para que pudierais llegar a una cima, desde la que ahora, habiéndoos encaramado, predicáis. No habéis sido puestos ahí para confusión de las gentes. Os he establecido en medio y en lo alto de ellos para la predicación, la verdadera predicación del Reino de Dios. Sed verdaderos portadores de la Palabra. Y salvad las almas para Cristo. Escuchad. Escuchad. Y luego actuad. Dad. Amén.
>> Leer más

MENSAJES EL TRIUNFO DE LA INMACULADA TOMO 2. (lun, 05 dic 2016)
16-11-09  (Sta. Margarita de Escocia.195)  Jesús: ¡Hola, Marga! ¡Felicidades! No pienses que por quedarte en casa y por dedicarme a Mí este rato de oración larga todos los días, no estás trabajando. ¿Crees tú que los que salen afuera a trabajar, trabajan todos más que tú? Yo te digo que no. Oye las voces de los que hablan mientras “están trabajando”. (Unos jardineros, que estaban de charla y oía sus voces desde la ventana) Vete a la calle y mira los cafés que están llenos, a estas horas, de todos “los trabajadores”. ¿Y tienes que sufrir tú el desprecio de los que te dicen que “no trabajas”? No. Por lo menos tú no te lo lances contra ti misma. Tú no lo creas. Mírate a ti como trabajando por mi Reino. Trabajando para esta Hora. ¿Crees tú que toda tu labor callada y en silencio, por detrás, para remontarme esta Obra, no quedará sin recompensa? ¿Crees que una escritora vana, haciendo menos trabajo que tú, se cree a sí misma como no trabajando? Oh, no. Por menos las tienes como felices “trabajadoras”. Que se hacen valorar y se valoran a sí mismas como “mujeres trabajadoras”. Con todos sus derechos, que hacen cumplir hacia ellas a los demás. ¿Y tú? ¿piensas que has trabajado menos? Marga: aquí estás. Y lo haces por Amor a Mí.  Yo te traigo mi Presencia y tú vienes, y tú respondes. Déjame descansar en ti como Yo quiero. Que quiero descargar en ti toda mi pena. Que necesito de mis discípulas, que me consuelen. Y tú has de llevar este mi Mensaje al mundo:  ¡Oh, esclavos de mi Devoción! Esclavos, que donáis toda vuestra libertad al Creador.  Esclavos, como “La Esclava”196, que estáis pendientes de las órdenes de su Señor. Que perdéis vuestra libertad, vuestro conducirse a vuestro antojo, vuestro orgullo. Y me lo dais a Mí. Os hacéis uno con la Eucaristía, Esclava de los hombres. Que a un grito viene a hacerse Hombre, y a una palabra de un hombre, se transustancia en el pan. Y obedece. Se hace esclavo de un hombre.197 Se hace esclavo de los hombres. Su Reino está en el servir.198 En el servir a los hombres. Dios lo levantó y le dio el Nombre sobre todo Nombre. Ante el cual toda rodilla se doble. En el Cielo, en la tierra y en el abismo.199 Al rebajarse. Al humillarse. Que se humilló a sí mismo hasta su muerte en la Cruz.200 No fue reconocido ante los hombres. Pero hoy, ante Él, toda rodilla se dobla. Por eso os digo, a quienes os humilláis: ¡Seréis ensalzados!201 Regocijaos en Dios, vuestro Salvador, porque Él os hará justicia frente al adversario.202 A los falsos humildes: Seréis abajados. Porque mi Corazón vomita vuestra arrogancia, que os creéis más listos que Dios, pretendiendo engañarle, engañando a los hombres.  Ante Mí está vuestra soberbia y, encima de ésta, vuestra mentira con apariencia de santidad.  Todo eso, hijos, os será arrebatado el día del juicio. La túnica blanca con que os cubrís vuestra negrura, os será quitada bruscamente y seréis presentados tal cual sois delante de los hombres, que se maravillarán de vuestra negrura e inmundicia, los que aparentabais candidez. Será mostrada vuestra alma tal cual es abiertamente a todos.  De vergüenza, moriréis eternamente, para la eternidad. Por eso ahora, los que me oís y queréis enmendaros, desproveeros de esa falsa túnica, para que Yo pueda lavar ese cuerpo destrozado por el pecado, por vuestro pecado, negro y sucio. ¡Venid a limpiaros! Para limpiaros, la primera condición es: despojaos de vuestra falsa túnica. Mirad que lo que los hombres piensen de vosotros, al fin y al cabo, se acaba pronto, en esta vida, y lo que sois dura eternamente. No. No. No hagáis sufrir a los santos para conservar vuestro estatus: no. Sed lo que sois. No hagáis daño a vuestro alrededor. Mirad que Yo permito que hagáis daño hasta cierto punto. Luego, en un segundo, todo puede volverse contra vosotros. Mirad si mentís, haciendo daño al otro para salvaguardaros vosotros ante los hombres. Mirad que quien os ve es Dios. Y ante Dios, la mentira os la echáis sobre vuestras espaldas, sobre vosotros mismos, acumulando más y más perversión en vuestra alma. Llegado un momento, esa alma no sabrá volverse a Mí y no será capaz de reconocerme, acostumbrada a vivir en la mentira. Odio a los soberbios que se encumbran sobre el débil.203 Que para encumbrarse necesitan pisar al débil. Caerá su emporio construido desde la mentira, la mentira de vida, caerá. Y vosotros, mis santos: esforzaos en siempre servir y en ser esclavos del Señor. Obedeced siempre a vuestro Dios. Sed sumisos a Él. Y obedientes. Sed esclavos con el Esclavo. El Esclavo es la Eucaristía. Es el Corazón hecho Hombre de Dios en la Eucaristía. Ésa es la esclavitud que Yo deseo. Sed Eucaristía.204 Se sacrifica y se humilla por vosotros. Muere por ti. Muere tú por él. Hazte eucaristía con Él.  Da tu carne. Da tu sangre. Junto con Él. Al Nombre de Jesús, toda rodilla se doble en el Cielo, en la tierra y en el abismo.205      Dobla la rodilla ante Él. Humíllate ante Él. Sólo a él adorarás. Sólo a Él darás culto.206 Adorarás al Nombre sobre todo Nombre. Y pondré a tus enemigos como escabel de tus pies.207 Tú camina valerosa. Has de ver los prodigios de Dios. Por eso: ven, Adoradora de la Eucaristía, Adoradora del Sagrario. Ven. Que voy a encumbrarte. Tu poder sobre el mal. Levanta la mano, y los demonios caerán fulminados. No temas. Y ven. Ven: Esclava del Sagrario. Ven: Esclava de mi Devoción. Ven a servirme a Mí. Que Yo me levantaré, y te serviré a la mesa a ti, mi amiga, en quien puedo confiar. ¡Oh, Marga, ven...! ¿No notas cómo mis moradas se abren para ti? Ven. (Me abría su Corazón para que pasara. Me dice que todo el día esté en Él) Espera, espera, espera en el Señor, sé valiente, ten ánimo: espera en el Señor.208 ¡Oh, Jesús mío!, ¡te amo! Ven ya. ¡Ven ya a Reinar! Oh, impaciente. He dicho que ya vengo, vengo pronto, y no tardo.209 No tardo, niña, no tardo. Confía en Mí. Espera en Mí. Amén. Bendiciones para ti en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amén. Camina todo el día como si me vieras, que estoy a tu lado y acompañándote en todo. Y cuando tengas que frenar al Demonio, lo frenas con mi Brazo. Levantando mi Brazo al levantar el tuyo. No lo olvides, hija, no lo olvides. Lástima tener que acabar la oración. Sí, pero tienes otras muchas cosas que hacer. ¡Camina! ¡Camina conmigo! Amén. Marga amada, nuestros diálogos harán mucho bien a mucha gente, pequeña mía, pequeña constructora de mi Devoción. Amén.  NOTAS: 196 Cfr. Lc 1,38.48.   197 El sacerdote.  198 Cfr. Mt 20,28.   199 Flp 2,9-10; Is 45,23.   200 Cfr. Flp 2,8.   201 Cfr. Lc 14,11; 18,14; Mt 23,12.   202 Cfr. Lc 18,3.   203 Cfr. Pr 8,13.   204 Benedicto XVI: “Ser Eucaristía. Que éste sea, precisamente, nuestro constante anhelo y compromiso, para que el ofrecimiento del cuerpo y la sangre del Señor que hacemos en el altar vaya acompañado del sacrificio de nuestra existencia.” (11-06-2009).  205 Cfr. Flp 2,10.                                                                   206 Cfr. Mt 4,10; Dt 6,13. 207 Cfr. Sal 110,1; Hch 2,35; Hb 1,13. 208 Cfr. Sal 27,14. 209 Cfr. Ap 22,12.22.  
>> Leer más

MENSAJES EL REINADO EUCARISTICO TOMO 3. (lun, 05 dic 2016)
  06-12-2014  Jesús: Camina alegre y confiada por esta senda que te marco, ajena a lo que digan, a lo que piensen. ¡Claro que no entiendes a Dios en su Magnitud! ¿Quién lo entiende? Pero sí entiendes Sus Caminos, porque para ti han sido revelados. Se ha corrido el velo para ti, para que tú los reveles a otros. Y, querida, para muchos estos diálogos contigo son de lo que más les ayuda. Les ayudan a tener confianza en Dios, que es de lo que se trata.  Dirán que me paso el rato de la oración apuntando. ¿Y quién son ellos para ponerle puertas al campo? ¿Quiénes son ellos para ponerle puertas a Dios? ¡Ah, Marga! ¡Es que Yo disfruto contigo! ¿No lo ves? ¿No me ves feliz de tenerte aquí, y de poder hacer contigo lo que quiera? Déjate. Yo no me voy a aprovechar de ti. Yo, lo que voy a hacer, es hacerte crecer y crecer, hasta tu máxima santidad posible. ¿Puede ser eso malo para ti? Por eso Yo lo que hago es cogerte y soltarte. Si ahora te quiero conmigo, te cojo, y si ahora te quiero fuera de Mí, te arrojo. Te puede parecer que te arrojo, sí. Es lo que Yo llamo hacer mi Voluntad, es la noche oscura. Y no por eso estarías fuera de Dios, porque los santos permanecen en Dios. Pero sí te parecería que permaneces fuera de Mí, arrojado de mi Santuario, como una escoria. Es el camino que han pasado mis grandes santos. Y eso así, muy bien: pásalo con mi Madre y vuestra Madre. ¿Por qué a otros más fieles Yo no les di este Carisma, y a esta niña sí? ¿Y quién os dice que esta niña no me es fiel?  Jesús, déjalo. No te canses defendiendo mi causa. No tiene sentido. Déjame a Mi valorar lo que tiene sentido o no. ¿Vosotros creéis que se puede perdurar en un Carisma, sin fidelidad? Los Carismas sin fidelidad se agotan, se cansan, no permanecen, desaparecen antes de tiempo. Esta niña ya no puede más de apuntar tanto, y Yo la sigo llamando. Y ella sigue diciendo sí.  Jesús, por favor, no sigas, ¡me confundes! Pero no quiero que ellos anden confundidos en cuanto tu fidelidad. Jesús, vale ya. (Es que no puedo seguir, de la emoción. Ya empiezo a llorar, al ver tanto Amor)  La tensión que esta mujer se tiene que hacer a sí misma para continuar con sus escritos, en los que emocionantemente le llevo por las alturas, la cojo y la suelto, y tenga que estar como si nada, como lo más natural, como si de beber un vaso de agua se tratara, en medio de sus hermanos, tratada como uno más, e incluso por algunos despreciada por su poca apariencia, y por su poca apariencia de santidad.  Como sigas más así, voy a pensar que no eres Tú. Ah… ¡no pretendas chantajear a Dios! ¿Crees acaso que así pararía…?320. Bueno, te dejo así, y vamos con lo serio. Para que no te enfades.  Gracias, Jesús.  (Sonríe. Menea la cabeza, como diciendo: “Genio y figura”) Jesús, pierdes tiempo conmigo. No me merezco que me dediques tanto tiempo. Y tu Libro está sin hacer. ¡Pero es que estoy Yo contento! Y lo quiero decir. Que estoy contento contigo.  Gracias. ¡Sigue! Por favor. Bueno… porque tú me lo pides.   (Bromea. Es porque Él lo quiere) En los caminos sedientos de Dios, amada, en esos que siguen tus contemporáneos, en esos por los que también caminas tú, polvorientos, horrendos como lo son los de los tiempos actuales, feos, donde la inmundicia ha hecho su entrada y se pega a vosotros, donde en vuestros zapatos se incrusta el lodo y hace que os pesen más, que sean más pesados, levantando con dificultad vuestros pies al andar, en esos caminos, también polvorientos, resecos, áridos, donde el polvo se os mete en las vías respiratorias, donde se os nubla el horizonte por la polvareda que levantan los carruajes, caminos de mentiras y de pecados, de inmundicia, en esos caminos, aparezco Yo y me hago el encontradizo. Aparezco contigo, estoy a tu lado. Y antes tú no me veías. Sin embargo estaba. Antes no me veías, y ahora sí. ¿Por qué? Porque Yo me he querido hacer el compañero de los hombres. ¿Cómo? A través de tus escritos. ¿Cómo?  Pues utilizándote a ti. Utilizando tus circunstancias de vida, tu idiosincrasia, tu forma de ser, tu historia. Cogiéndote a ti primero como libro donde podrán mirarse y leer. Una persona, cuyas circunstancias de vida hablan por sí mismas. Una persona que pudo dar mucho fruto, aunque todo se le puso en contra siempre, desde el inicio de su vida. Una persona controvertida, de la que sus contemporáneos “no saben qué pensar”: Por eso tu vida es y ha sido así, para tus contemporáneos, para que vean en ella tus contemporáneos. Y no has de renegar de ella, ni querer haber tenido otra. Esta me gusta, ésta es la que debes tener. Agradécenosla. Ridícula, a lo mejor, para algunos, sí, pero así la quiere Dios. Grata a su Dios. Es como un actor, que interpreta un papel para el resto. Interpretas tú también un papel mudo con tus actos, con tu tipo de vida. Y luego interpretas un papel escrito. Y otro hablado, con lo que Yo te digo para decir.   Exposición del Santísimo. Jesús: ¡Marga! (Jesús es como un Enamorado Ardiente. Que siempre quiere estar con su amada. Que siempre la solicita, aunque ésta esté tranquila. Como lo estaba yo ahora, sin buscarle especialmente) La iniciativa siempre es Mía,321 aun cuando vosotras os sentís movidas, pensando que viene de vosotras. Siempre viene de Mí.  Soy Yo Quien os muevo. Deja de pensar en los otros, qué pensarán de verte siempre apuntando en las oraciones. Deja de pensar que tienes vergüenza, y abandónate en Mí. Yo no puedo vivir sin ti.  Yo seré la que no puedo vivir sin Ti. Y Yo no puedo vivir sin tu presencia, porque me gusta que vengas largos ratos a estar con éste tu Jesús Sacramentado. Si me fallas tú, me faltaría algo de mi Cuerpo: la Iglesia. Me faltaría tu contribución a mi Cuerpo. Oíste este mediodía lo de “el cura Pepe”322, simpática alegoría. Y piensas que la realidad es mucho más hermosa. Oyéndolo, piensas que eso era antes, pero que ahora, tus diálogos Conmigo, los Míos con los tuyos si quieres…, son más hermosos todavía. Y los que aún os quedan por recibir. Y los que recibiréis en el cielo. Consagraos a María, para que Ella os presente como Eucaristía. María es el Sacerdote de la Nueva Alianza, el que ofrece al Nuevo Cordero Inmolado, el que está al pie del Altar del Calvario, ofreciendo a su Hijo en rescate por todos. Y junto con su Hijo, ofrecía a su Iglesia, a los miembros de Su Iglesia que, unidos a su Cuerpo Glorioso, serían inmolados en rescate por todos.  ¿Cómo va a ser un holocausto en un Cuerpo Muerto, pero Resucitado? Porque ése es el Holocausto de la Eucaristía. En la Eucaristía estoy Yo Muerto y Resucitado, a la vez. Así estad vosotros. No es lo mismo que en el Calvario, porque ahí no había resucitado todavía. Aquí está mi Cuerpo también Glorioso. Pero sabes que para Dios no hay tiempo, y lo ve todo como en un acto: Pasión y Muerte-Resurrección, envío del Espíritu, para que pudierais comprender, Ascensión y Venida Gloriosa, todo en un Acto. Y vosotros los artífices, cristianos de todos los Tiempos, artífices conmigo de la Redención.  Y ahora, esto nuestro, ¿qué tiene de especial? Es la inmolación que prepara la Segunda Venida.  Os ofrecéis en la Patena de María, como Corderos inmolados para el Sacrificio, hechos inmaculados con la Inmaculada. Pidiéndola que os purifique en las Entrañas de su Corazón. No es que ya hayáis terminado de ser purificados, con esta Consagración. Vais de camino a ello. Queréis serlo, y os habéis puesto en camino. La purificación de vuestras almas ha comenzado; muchos os habéis puesto en camino. Algunas almas terminarán de ser purificadas antes que otras, no todas sois iguales. Unas han comenzado antes su purificación.  ¡Ah!, ¿es como una Consagración Eucarística? Sí, es un ofrecimiento eucarístico, en la patena de María, sacerdote de la Nueva Alianza. Ella me ofrece al Padre. Al igual que me ofrece al Padre, ofrece a mis hijos con Ella, al Padre. A los que han oído la Voz del Cordero, el Llamamiento del Cordero, y han querido asociarse a su labor, a su misión de quitar el pecado del mundo. La Víctima Pura no necesitaba purificación, sin embargo, ¡mira que sí la tuvo!, la tuvo en la Cruz. Fue desangrado, perdió toda su Sangre, fue molido a palos, para así su Carne ser más Tierna. ¿Por qué la Tortura así, si no hacía falta para que se cumplieran las Escrituras, que fuera tanto. Ni la Coronación de Espinas, ni los latigazos de la Flagelación Ni los clavos en las manos y en los pies? ¿Entonces? ¿Por qué tanto, en tanto exceso? (Eso debía pensar la Virgen, al vivir la Pasión.  Porque Ella conocía las Escrituras. Y aunque estaba predicha su Tortura, no estaba predicho tanto) Porque el Padre no se quiso escatimar nada. No quiso escatimar nada de su Hijo. (Parece que la Virgen decía: “¿Por qué tanto?” y era lícito pensar eso. Porque fue una exageración. Él nos podía haber redimido con menos) María, como Cordero inmolado para el Sacrificio, nos ofrece junto con Jesús, al Padre. Ella no puede hacer la ofrenda de algo impuro, por eso, cuando os ponéis en sus manos, os habéis puesto en unas manos de Madre que se encargarán, durante toda vuestra vida, de haceros más y más gratos a Dios Nuestro Señor. Y, así como lo estáis, completamente ofrecidos y puestos, voluntariamente, en sus manos, Ella podrá hacer. Meditad que le habéis dado el pleno derecho sobre vosotros y vuestras cosas. Ella puede cortar lo que deba cortar, añadir lo que deba añadir, extirpar con dolor lo que deba arrancar. Sin miedo, pues son manos de Madre, y nunca harán daño ni causará dolor, sino que siempre será redención y amor.  Yo creía que nos purificabas Tú, Jesús.  Os purifica Ella. El sacerdote se encarga de presentar la ofrenda perfecta. Yo no fui a mi Suplicio sin su consentimiento. Aunque muchas de las cosas de mi suplicio el Padre se las veló para que no sufriera tanto, hasta que llegó Su Hora. Mi Hora es también Su Hora. Por eso, esta mi Segunda Venida es también la Suya. Yo no os he dejado desde la Primera, en la Eucaristía. Ella no os ha dejado tampoco. Es más, se ha encargado afanosamente de vuestra preparación, pues Yo se lo he encargado a Ella. Le he encargado que cuide de mis hijos como suyos, como si fueran otros Yo. ¡Y eso es lo que Ella hace!, siempre obediente. Le va la vida en esto, en que cada uno de mis hijos llegue al Cielo y se salve, tal y como Yo se lo he encargado. Fiel hacedora de su misión, de su encargo. Y, en preparación de mi Segunda Venida,  Ella viene como Precursora, y con Ella lleva a mis siervos, los Profetas. Ella hace una batida sobre la tierra, y os elige. Sois presentados al Padre por Ella, y el Padre da el visto bueno. Yo se lo he encargado. No es mera iniciativa Suya. Porta el encargo de su Hijo. Ella y los Profetas, preparan mi Segunda Venida. La Iglesia debe inmolarse como Sacrificio, debe colmar en su Cuerpo, lo que le falta a la Pasión de Cristo.323 ¿Es la Pasión de Cristo incompleta? No, pero quiso necesitar de su Iglesia, vosotros, para completarla. Y en espera de que todas esas Víctimas vengan a unirse Conmigo en mi Sacrificio, Yo retraso los Tiempos. Cuando hayan venido todas, quedará culminado el Tiempo. Vosotros venís ahora, como primicia de los que vendrán.  ¿Llegará un momento que tu Pasión será completada? Sí. Entonces vendrá mi Manifestación Poderosa. Como una Resurrección. Resurrección de la Carne a una vida futura, inmortal.  Ah. Todavía, durante el Reinado Eucarístico, no es la Resurrección. No. No lo es. Así como la Eucaristía es mi Cuerpo Glorioso, velado, así vosotros. Llegará un día que os haré partícipes de mi Resurrección, donde se correrá el velo de los cuerpos, y podréis ser glorificados conmigo. Todavía no habéis sido glorificados conmigo. Llevad el Camino de mi Cruz, para poder ser luego glorificados conmigo. Vuestro cuerpo sufre en la tierra. Y luego vuestra alma irá al Cielo, pero no se reunirá con vuestro cuerpo hasta la Resurrección. Y esa teoría, Jesús, que dicen del “Arrebatamiento”. Y que luego viene a la tierra y se comportan en ella como cuerpos resucitados. Es falsa. Los 144.000 elegidos324 lo son de antes y de después. No lo son todos de una época y de un tiempo. No vendrán luego, resucitados, a la tierra.  Pero resucitarán algunos cuerpos (En la 2ª Venida) Que Yo me llevaré conmigo en espera de la Resurrección final. En la Resurrección: el Cielo y la tierra han pasado. “Pero mis Palabras no pasarán”.325 En el Reinado Eucarístico, en la tierra, estamos a la espera, todavía, de la Resurrección. Cuando la Iglesia muera, vosotros moriréis con ella. Vuestro cuerpo habrá estado preparado para inmolarse conmigo en mi Sacrificio Perpetuo, y habrá estado preparado por La Madre, por mi Madre. Vuestra alma, junto con vuestro cuerpo, se presentará como Hostia Inmaculada. Eso es lo que venís a hacer hoy, el día de la Inmaculada. Ese sacrifico en potencia es entregado al Padre, por la Madre-el Sacerdote, como si fuera en acto. En espera de que llegue el día que lo realizaréis, y lo realizaréis como corderos inmaculados y santos, gracias a -por medio de- La Inmaculada-Santa, realizando lo que la humanidad estaba llamada a ser: sin mancha, sin pecado. Por el Rescate del Hijo, rescatada del Abismo.  Dando al Hijo el Placer, dando al Padre el Placer, y por medio del Espíritu Santo, de disfrutar de la humanidad tal y como había sido concebida “en el Principio”.  Pero los cuerpos, entonces, ¿no estarán gloriosos en la tierra? No, la Gloria de los cuerpos, es para la Resurrección, y la Resurrección no es en la tierra.  ¡Qué Misterios!  (Entiendo que veo una mínima parte) Y así es. En el Reinado Eucarístico no es que paráis los hijos sin dolor, no es que sean anuladas las consecuencias del pecado original. Es que Resucitará la Iglesia. Es que no sentiréis en vuestros cuerpos la pesantez del pecado, como ahora. Es que se podrá decir: “¡Por fin Triunfó Cristo!”326 por medio de su Madre. Y será por medio de Su Madre, la que os prepara en la Patena de vuestro sufrimiento, en el Ara del Altar. La que, como tenéis ese privilegio, os hace conmigo Eucaristía. Hay ideas equivocadas conforme la Resurrección y el reinado Social.  Pues dime si quieres, Jesús mío, que yo te las copio todas. Todas no. Reinado social: está condenado el Milenarismo por la Iglesia Pero “milenarismo” no es el Reinado Social. ¿No va toda la sociedad camino de que Cristo Reine? Cuando decís: “¡Que Cristo Reine!”, ¿a qué creéis que os referís? Os referís al Reinado Social, hijos, y mira cómo he obnubilado vuestra mente al alejaros de Mí. Tan obnubilados, que buscáis que prospere la Sociedad por medio de la Iglesia, y luego, a los que predican el Reinado Social -eso para lo que vosotros también estáis predicando cuando buscáis el bien social- les acusáis de “milenaristas”. ¿No sois vosotros, acaso, también milenaristas?  ¿El Reinado de los 1.000 días? ¿Por qué Jesús tiene que acogerse a una fecha, a un número de días? Reinará lo que considere, lo que considere Su Padre Dios.  No Reinará visible en su Naturaleza Humana entre vosotros, tal y como estuvo su Naturaleza los 33 años sobre la tierra. Su Cuerpo ha sido Glorificado, y ha sido Eucaristizado. Su Cuerpo permanece aún Glorioso entre vosotros en la Eucaristía. Será un Reinado Social Eucarístico. Pero la Eucaristía tomará la forma del Corazón.  ¿Y qué forma es ésa? ¡Ah! ¡Una forma Preciosa, Maravillosa! Que no podéis ahora imaginar. De su Presencia, Manarán Ríos de Agua Viva.327 Su Acción será irresistible a las almas. Las almas se alimentarán de Su Presencia.  (Se alimentarán de Adoración al Santísimo) La Adoración Perpetua es el preludio de lo que será mi Reino Nuevo. Los Templos estarán abiertos al mundo, día y noche. No habrá ocaso en sus puertas. Las gentes no se cansarán de Adorarme, y vivirán de eso. Podrán no comer, pero no podrán no-adorarme, no podrán prescindir de Adorarme. En la mi Presencia eucaristizante, las almas serán transformadas, e incluso los cuerpos. Los cuerpos caminarán más en pos de la resurrección, en pos de conseguir un Cuerpo Glorioso como el Mío.  Nadie dudará de mi Presencia eucarística porque será materialmente visible para todos.  Jesús, ¡qué pena no ver esto!  (Sentía que nosotros, las víctimas, no estaríamos en este Reinado) ¿Pena? ¡Alegría, por haber sido de los artífices que me lo han conseguido para vuestros hermanos! Las víctimas que ahora os ofrecéis, en los días aciagos, las que sois quemadas en el holocausto, son las que conseguís el Reino futuro eucarístico para las gentes, para los pueblos, vuestros hermanos, las víctimas que completáis la Pasión de Cristo en vosotros, en favor de mi Descendencia, la Iglesia.328 Hay un número de ellas. Y deviene ya, en poco, a ser completado.  ¿Y los 144.000 elegidos? Los 144.000 elegidos no significa el Resto de los salvados. El Resto, es otra cosa. Los 144.000 son los que enseñan el Camino a otros a lo largo de los siglos de la Iglesia, después de mi Pasión. Los 144.000 empezaron con mis Apóstoles, y siguieron por los demás que el Ángel marcó en su frente.329 Y aún espera por marcar, hasta completar el número.  No estoy entendiendo nada. Los Apóstoles de los Últimos Tiempos.  ¿Tiene que ver con esto? Sí, y No. Apóstol es el marcado. Hoy en día todos quieren ser marcados y luchan por ello. De los 144.000 son los encargados de llevar a muchos a la Resurrección. Son los que enseñan a otros el camino.  Entonces, somos Apóstoles de los Últimos Tiempos los que estamos en la Patena de María, los que somos presentados en Su Corazón, para este día de la Inmaculada. Mas no todos. Eso sí. Porque estamos en los Últimos Tiempos y habéis sido elegidos Apóstoles, “hijos de María”. Vosotros sois las víctimas que se ofrecerán con la Víctima, en el Holocausto de la humanidad. Sois los presentados con María para ese efecto. Sois por los que se viene a completar el número de los elegidos para ser víctimas con el Cordero.  Luego es un Sacrificio de Holocausto. Es un Sacrificio Victimante de Eucaristía. Es un Sacrificio Eucarístico. Por vosotros tendrán vida. Por vosotros: que venga a vosotros mi Reino.  No lo saben todavía. Pues se lo tienes que decir.  Virgen: Piensas que: ¡como te pillara todo esto con más juventud! Te acuerdas de ti hace unos años, al hacer Ejercicios, de tu fortaleza embarazada y con jaquecas, los partos, la crianza de los niños. Te alegras de haberte dedicado a ellos, dejando el trabajo. Piensas que ahora los ataques del Demonio son más fuertes, y vosotros más mayores. Te ves con menos fuerzas en el momento más duro. Te encuentras llamada ahora a una misión, que ojalá lo hubieras sido antes, cuando te encontrabas más joven, con más juventud y más garbo. Hasta tus movimientos se te hacen pesados, y piensas: “Parezco una ancianilla”. Te acuerdas de ti por los pasillos de esta casa, moviéndote con mucho más garbo. Y piensas cómo ahora, cuando la batalla se ha puesto más dura, hemos estado esperando a ahora, cuando sois más mayores. ¡Y más mayores serían entonces para esta hora vuestros antecesores! Y desde luego que tendría que tener lugar ahora. ¿Entonces? Entonces, hija, es que no confías en el Poder de Dios, que no se basa tanto en la fortaleza y juventud de sus guerreros, sino en la Fortaleza y Juventud de Él, de Su Espíritu. ¡Es Su Espíritu el que es Joven y Fuerte! No vosotros, no importa tanto vosotros. Buenas y Santas noches, hija. Yo te bendigo, en el Nombre del Padre, etc…  (Ella sonríe) Confía en Mí. Confía más en Mí. NOTAS: 320 Ríe.  321 Cfr. I Jn 4,10.   322 Una audición en el comedor.  323 Cfr. Col 1,24 324 Cfr. Ap 7,1-8; 3,12; 14,1ss; 22,4.  325 Cfr. Mt 24,35.   326 Se verá culminada Su Obra.  327 Cfr. Jn 7,37.   328 Cfr. Col 1,24.   329 Cfr. Ap 7,2-3; 3,12; 22,4; 14,1; Ez 9,4. 
>> Leer más

DE INTERÉS PARA EL CRISTIANO (lun, 05 dic 2016)

>> Leer más

NOVENA A LA INMACULADA CONCEPCIÓN (lun, 05 dic 2016)

Octavo Día de la Novena a la Inmaculada Concepción (06)
Noveno Dia de la Novena a la Inmaculada Concepción
>> Leer más

Liturgia diaria del Martes 06 (lun, 05 dic 2016)

>> Leer más

Oremos hoy: (lun, 05 dic 2016)

>> Leer más

SALVEMOS ALMAS TODOS LOS DÍAS (lun, 05 dic 2016)

>> Leer más

NO NOS OLVIDEMOS DE LAS ALMAS DEL PURGATORIO (lun, 05 dic 2016)

>> Leer más

DEBEMOS REZAR TODOS LOS DIAS LAS SIGUIENTES ORACIONES Y AYUNAR MIÉRCOLES Y VIERNES (LOS QUE NO ESTÉN ENFERMOS). Oremos en primer lugar por “aquellos que no han conocido aún el Amor de Dios” (lun, 05 dic 2016)
DAR GRACIAS A DIOS NUESTRO SEÑOR Gracias por ser mi guía, por el aire que respiro porque puedo ver el día, por estar vivo/a y sentirte dentro mío. Por saber que no estoy solo/a, por querer a mis hermanos, por mi familia, mi hogar, por la Luz que has derramado. Gracias por las alegrías, por darme a tu Madre, como Madre, por la Cruz de cada día, porque con ella quiere salvarme. Amén. ORACIONES QUE SALVAN MUCHAS ALMAS DE ESTE MUNDO Y SACAN DEL PURGATORIO.    1.-PRIMERA ORACIÓN MENSAJE DE AMOR QUE LE COMUNICO EL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS La fórmula de este Acto es: "Jesús, María, Os Amo, Salvad las Almas"  Esta oración comprende todo: Las almas del Purgatorio, las de la Iglesia militante, las almas inocentes, los pecadores, los moribundos, lospaganos, todas las almas. Con ella podemos pedir la conversión de los pecadores, la unión de las Iglesias, por la santificación de los sacerdotes, por las vocaciones del estado sacerdotal y religioso. En un acto subido de amor a Dios y a la Santísima Virgen María y puede